• Sastrería XVIII

Mis 10 básicos - Esteban Torres Cobo

“Vestirse de la mejor manera, lejos de ser una necesidad, es una gran inversión personal.”

Esteban es abogado de profesión, actualmente ejerce como asambleísta nacional por la provincia de Tungurahua, presidente del movimiento político Tiempo de Cambio y coordinador de la bancada legislativa del Partido Social Cristiano y Aliados. Su tiempo libre lo dedica al campo, a montar a caballo, leer y ver películas.


En cuanto a su forma de vestir, Esteban resalta el uso de traje sastre para denotar buena presencia. Su abuelo, a quien recuerda caminando a su oficina con un traje de tres piezas, su corbata, su abrigo y su sombrero, ha causado gran impacto en él. Comenta que jamás lo vio fuera de regla. Asimismo, su padre le ha inculcado el buen uso del traje, siempre acompañado de la corbata.


Al tener un trabajo dentro de la política, Esteban recalca la importancia de portar prendas acorde a una imagen solemne y elegante. Además, de sus familiares, Esteban menciona su paso por Londres como influencia en su manera de vestir. Del mismo modo, muestra admiración por los estilos de Caraceni, con trajes italianos que usan el color de una manera amena y alegre. De hecho, Esteban expresa su gusto por estos trajes al lucir las solapas anchas en los mismos y complementarlas con su prenda favorita, la corbata, a la cual describe como “el último rezago de la elegancia de antaño”. Dentro de sus 10 básicos, entre prendas y accesorios, encontramos:


  • Un reloj mecánico, por la belleza de tener una máquina de tiempo en su muñeca.

  • Un tarjetero y un monedero, por su utilidad.

  • Un traje azul marino, por su eficacia y simplicidad.

  • Zapatos formales sin cordones, por su elegancia e higiene.

  • Una camisa celeste, porque mantiene la formalidad sin el aburrimiento del blanco.

  • Una corbata alegre, por el aporte que da para lograr un look alegre y vistoso.

  • Una maleta de cuero para el fin de semana, en especial si es hecha a medida (específicamente, su favorita, elaborada por artesanos de Quisapincha).

  • Un maletín de cuero.

  • Una chaqueta Barbour, por su durabilidad.

  • Unos jeans Levis, por la comodidad para ocasiones casuales.


Todas estas prendas varían entre el tipo de evento o situación al que se atienda, pero el reloj nunca falta.


Esteban considera que lo que viste influye en el estado de ánimo, es por esto, que busca armonía tanto en el proceso de vestirse como en el resultado de su outfit. No dedica mucho tiempo a su planificación, lo decide en el momento. Eso no significa que lo deje al azar, pues Esteban sabe que su manera de vestir respalda su profesión, tanto en el derecho como en la política. Sobre esto, nos cuenta una anécdota de cuando ejercía de abogado litigante: nos relata que por terceros, llegó a sus oídos la influencia positiva que tuvo la vestimenta que llevaba el día de su juicio penal, el cual ganó para su cliente; sin duda, a los jueces les había impresionado el respeto que demostraron en la audiencia a través de su vestimenta, a diferencia de otros abogados que vestían de manera informal y no obtuvieron los mismos resultados.


En cuanto a los íconos que sigue por su vestimenta, menciona a Gianni Agnelli (empresario italiano), Alessandro Squarzi, y el Príncipe Carlos de Inglaterra. No tiene mucha consideración hacia marcas específicas, al contrario, estima que con lo artesanal se obtiene un vestuario más personalizado que suma al atuendo que lleve. Entre las prendas que se arrepiente de haber comprado, se encuentran unos zapatos de vestir norteamericanos en oferta que consiguió online. “Nada como la vieja costumbre de probarse en la tienda antes de comprar”.


Con relación al impacto que tiene el vestir con la primera impresión, Esteban considera que la misma es tan contundente que difícilmente cambia en el futuro. A la forma de vestir, le suma características como la higiene personal, el tono de voz y el lenguaje corporal que nos permiten tener una percepción sobre la persona. “De ahí que vestirse de la mejor manera, lejos de ser una necesidad, es una gran inversión personal”


Para terminar, Esteban nos recomienda evitar las prisas cuando se trata de comprar vestimenta, y sobre todo, valorar lo artesanal. Asimismo, denota el deseo de ver a nuestros artesanos ecuatorianos participar en el mercado de moda mundial.