• Christian R. Webster

Un traje a medida es la mejor inversión para el 2022

Tras dos años de aislamiento por una pandemia, las celebraciones familiares y laborales se retoman paulatinamente en Ecuador y el mundo. Ahora, que hemos renovado el sentido sobre disfrutar y vivir a cada momento, nos aprestamos a retomar la vida social que dejamos en pausa durante más de 24 meses.


Desde Sastrería XVIII estamos listos para ayudar a que el hombre elegante retome su sitio dentro del entorno social. Coincidimos con nuestros clientes en posicionar su rol protagónico dentro de la cultura, el arte y los negocios. Esto, ya que el buen vestir no únicamente refleja estatus, sino compromiso con un propósito de tres aristas:


  • Una inversión para tus intangibles. No cabe duda, el exterior importa y mucho. El carisma, la esencia vital, los valores y el auto respeto se evidencia en el estilo que portamos. Un traje hecho a medida, y de calidad, es el reflejo de un hombre equilibrado, honesto, con una visión clara y elegante.


  • Un traje confeccionado a medida potencializa los atributos físicos. Por naturaleza, todos los seres humanos tenemos dimensiones propias. El mercado apunta al desarrollo de patrones o modelos estándar para todo tipo de vestimenta. En cuanto a los trajes, esto significa que un traje hecho con patrones promedio no se ajusta fielmente a nuestra silueta y, por tanto, podría exacerbar algunos tributos y disimular otros no deseados; mientras que un traje hecho a la medida controla todos los aspectos en la construcción de piezas únicas.


  • Se convierte en una declaratoria a favor del ambiente. La calidad perdura. En un mundo que promueve lo inmediato y desechable, contar con una prenda conceptualizada y elaborada para que dure muchos años, se convierte en una acción política a favor de nuestro planeta. Las prendas que se realizan en Sastrería XVIII respetan tiempos y procesos de la sastrería clásica, cuyo centro es la alta costura que -incluso- podía pasar de generación en generación.


Bonus: Existen colores que, por su versatilidad, permitan que un caballero elegante pueda apostar por varias combinaciones en la búsqueda de su estilo, y nos referimos al azul en sus diferentes tonalidades, a los colores grises que se pueden combinar con colores básicos como blanco y celeste.

Ahora, ¿te atreverías a conocer más colores y tendencias en texturas y accesorios? Te esperamos en nuestros locales de Quito y Cuenca.