El tartán, origen y legado.


El tartán (popularmente conocida como tela escocesa) se caracteriza por una serie de líneas horizontales y verticales que se cruzan en un tejido plano de diferente tonalidad, formando una cuadrícula.


Origen


Si bien ya se habla de la presencia de tejidos tartán en las antiguas poblaciones celtas, alrededor del siglo VIII y VI a.C, el verdadero auge de este tejido data entre el siglo XVI y el siglo XVII, época en la que el uso de esta tela toma un símbolo de identidad o legado familiar entre los clanes de las Highlands y las islas en Escocia. Dichos grupos o clanes, se identificaban primero, a través del número de rayas en la tela, y luego con la variación de sus colores. Estos últimos cambiaban dependiendo de los tintes vegetales propios de cada región, de ahí que ciertos tonos se fueron asociando a lugares específicos de Escocia. Generalmente, se usaban para confeccionar los famosos kilts o en trajes militares de la zona.


Por otro lado, en los años 70’s, con el movimiento punk, se popularizó su uso en prendas como faldas, pantalones y vestidos, en su mayoría con tonos rojizos y negros. Esta vez, el significado se relacionaba más con la rebeldía, usándola casi como una bandera antisistema.


El tartán en la actualidad


Desde los años 90’s y hasta el día de hoy, el uso de esta peculiar tela ha tomado un aire de glamour, inundado los desfiles de numerosos diseñadores como Coco Chanel, Dolce & Gabbana, Alexander Mc’Queen, Yves Saint Laurent, Ralph Lauren, entre otros. Así mismo, se ha ido convirtiendo en un tejido muy versátil en cuestión de estilos. Prendas como blazers, chaquetas, camisas, abrigos, pantalones, bufandas y corbatas pueden formar outfits tanto despreocupados como elegantes, según sus complementos y combinaciones.


Por otro lado, el otoño y el invierno han sido siempre las estaciones favoritas para el uso del tartán. Al ser una tela a base de lana, los abrigos, cardigans y chaquetas son las prendas preferidas en estas épocas para contrarrestar el frío. Sin embargo, esta no es la única ventaja; los colores del tartán, que ofrecen una larga gama de los mismos (colores ocres, rojizos, azules, o una mezcla de ellos, entre otros), ayudan a combinar con casi cualquier otra prenda que lleve el mismo patrón (a modo uniforme) o con colores llanos. Los blazers de colores, a juego con chalecos de la misma gama, pantalones sastre y zapatos oxford, al estilo preppy, parecen haber ganado terreno, incluso, en las nuevas generaciones. Esto se debe a que, con el tartán, se puede portar un estilo formal y clásico que le suma elegancia a cualquier look tanto en la vestimenta laboral como en la vestimenta de diario. Y por qué no mencionar de paso que, al haberse expandido de manera rápida, y haberse convertido en un tejido atemporal, es muy probable encontrar prendas propias del tailoring heredadas con este tipo de tejido.


En Sastrería XVIII, podrás encontrar distintos tipos de tartán y te asesoramos en cómo usarlos de acuerdo a tu estilo y preferencias. A continuación, te presentamos algunas combinaciones para lucir este tejido. Recuerda que puedes visitarnos en nuestros locales o contactarnos a través de redes sociales para mayor información sobre nuestros productos y servicios.



Black Watch Tartan Suit


Te presentamos este traje confeccionado en un tejido de la casa inglesa Abraham Moon & Soons, es de 100% lana y el diseño del tartan es Black Watch de 260 gms.


Personalmente considero que es un traje para usarlo en ocasiones muy especiales tales como asistencia a eventos sociales, cenas familiares y también ideal para vestirlo por separado; es decir combinar una de las dos prendas, por ejemplo, el blazer con un pantalón de franela en color gris o los pantalones con un navy blazer de botones dorados. -CW